12 Padres que “No quería un maldito gato” pero fueron transformados por el AMOR

Todos conocemos la historia, tú quieres un perro y tu padre se opone y te advierte que no traigas uno a casa.

Cuando lo traes, se convierte en su mejor amigo.

1. Mi padre que odia a los gatos, le muestra la comida que le compró a mi gato cada vez que vuelve del supermercado.

2. Este es mi padre que odiaba a los gatos, sosteniendo una sombrilla mientras saca a pasear a mi gato en una mañana lluviosa y a la derecha está construyéndole una piscina en verano.

3. Mi padre está mostrándole episodios de “Cat-Dog” a mi gato. Ni conmigo hizo eso.

4. Mi padre me gritó cuando le dije que traería un gato. Este es él al día siguiente.

5. Mi padre siempre me dice que lleve a mi gato los Domingos. Pasan horas charlando en el piso.

6. Esta es la cara de la mujer que me dijo que odiaba a los gatos y que no los permitiría en su casa.

7. Mi novio me dijo que no le gustaban los gatos y un mes después está inmovilizado porque el gato se durmió en su panza y no quiere molestarlo.

8. Mi padre decía que no quería animales en la casa, pero cuando llega cansado del trabajo ellos son los que le hacen masajes.

9. Mi abuela decía que era alérgica a los gatos, hasta que la encontré dándoles de comer de su propia cuchara.

10. Mi padre decía que odiaba a los gatos, pero este es él mirando los partidos de fútbol.

11. Mi novio me dijo que odiaba a los gatos, hasta que lo encontré sosteniendo a mi gato en el espejo del baño, “para que conozca su reflejo”

12. Mi padre que odiaba a los gatos ahora lleva 10 minutos en esta posición para no molestar a mi gato.

Comenta ahora o calla para siempre: