12 Falsos MITOS sobre tu perro que debes dejar de creer

Existen cientos de mitos que aún seguimos creyendo, estos son algunos sobre tu perro que debes saber para evitar que su salud se vea comprometida:

Anuncios

1. Si tu perro bosteza es porque quiere dormir:  Probablemente alguna vez te pasó que mientras jugabas con tu perro este comenzó a bostezar?

Esto se debe a que necesita disminuir su nivel de excitación y aliviar un poco el estrés que le genera el juego o la situación, mas aún cuando es un extraño el que lo está acariciando.

2. La saliva de los perros tienen propiedades curativas: Desde un punto de vista médico la saliva del perro si tiene efectos analgésicos e incluso cicatrizantes, pero su saliva está repleta de bacterias, es especial la bacteria capnocytophaga, común en perros y gatos, mortal en humanos. Hace poco una mujer perdió parte de sus extremidades después de que su perro lamiera un rasguño que tenía en el brazo, desafortunadamente, adquirió la bacteria capnocytophaga, que le causó una sepsis.

Esta bacteria comúnmente no enferma a los humanos, pero personas con el sistema inmune comprometido pueden ser infectadas.

3. Los zapatos para perros son una tortura para tu mascota: Los zapatos para perros se están popularizando cada vez más, y aunque las almohadillas de tu perro le dan la capacidad de caminar por donde deseen, el asfalto caliente no es algo agradable y seguro para ellos, tampoco lo es la nieve o zonas pedregosas que pueden provocarles quemaduras o cortes profundos.

Recuerda que sus almohadillas son de perros domésticos y son mucho más sensibles que sus parientes salvajes.

4. Todos los perros saben nadar por instinto: Hay razas de perros nadadoras, otras que pueden aprender a hacerlo rápidamente, y otras que pueden terminar ahogadas. Si tienes perros de hocico chato como el Carlino, Bulldog Francés o inglés, Shi Tzu, etc. U otros de cuerpos delgados como los galgos que están preparados para correr pero no nadar, debes tener mucho cuidado a la hora de llevarlos a darse un chapuzón.

5. Rapar el pelaje de tu perro durante el verano ayudará a que se mantenga fresco: Aunque parezca una buena idea, es todo lo contrario, el pelaje de tu mascota es muy importante para protegerlo de los rayos del sol, de las picaduras, raspones, etc.

La capa de pelo en tu perro se volverá más densa en invierno, y durante la primavera, este pelo se irá cayendo. Si este se rasura, la estructura se romperá: el subpelo crecerá más rápido, sobresaliendo del pelo primario, pasando mucho más calor que un perro con pelaje equilibrado naturalmente.

Anuncios

6. La mejor comida que puede ingerir tu perro es la carne cruda: El consumo de carne crudo no solo puede afectar a tu mascota, también puede afectar a tu familia, los niveles de bacterias que se pueden encontrar en la carne cruda es alarmante, y el estómago de nuestras mascotas no está preparado para combatirlas.

Recuerda que han sido domesticados y su pasado como salvajes consumidores de carne cruda ha cambiado. Investigadores europeos analizaron 60 muestras de paquetes congelados de carne para perros, 31 paquetes contenían niveles de bacterias que excedían el umbral establecido por la unión Europea.

La salmonela se encontró en 4 paquetes y Clostridium perfringens un marcador de contaminación por heces se encontró en 18 muestras.

7. Entrenar a un perro viejo es tarea imposible: Si bien el entrenamiento de tus perros debe comenzar desde que son cachorros, un perro viejo puede ser entrenado con paciencia y más tiempo.

Existen técnicas como el uso de un clicker (pequeño dispositivo que hace un click cuando se presiona) que es considerado el método más efectivo para entrenar perros mayores y que te ayudarán a tener un perro adulto bien portado.

8. Si tu perro se vuelve loco cuando llegas a casa te ama demasiado: Si tu perro pierde el control cuando llegas a tu casa (corre en círculos, salta, hasta se orina) no significa que te quiere más que un perro que menea la cola en silencio cuando ve llegar a su dueño.

Esto solo se trata de educación, tu perro debe aprender a controlar su emoción cuando llegas tú o tus invitados.

9. Si mi perro tiene la nariz seca está enfermo: Existen muchos factores que pueden ocasionar que nuestro perro tenga la nariz seca (corrientes de aire seco, tomar el sol, cambios de temperatura, motivos genéticos, etc) pero no debes preocuparte por ello a menos que presente heridas, sangrado o inflamación.

10. Un perro que mueve la cola es amigable: Es sencillo, nos acercamos a un perro que nos mueve la cola, pero cuando lo acariciamos, nos intenta morder.

Para determinar si seremos víctimas de una mordida debemos ver más que la cola, un perro que quiere ser acariciado suele agacharse sobre sus patas traseras, girar como un trompo, etc. Un perro inmóvil que solo mueve la cola está tenso y listo para atacar.

Anuncios

11. Los perros comen la pared porque les falta calcio: Un perro puede comenzar a morder, lamer o rascar la pared por diversos motivos; falta de ejercicio físico y mental, gastritis crónica, o un trastorno “pica” (apetito por sustancias no comestibles que se presenta durante un periodo prolongado de tiempo) presente en humanos también.

12. Los doberman o los rottweiler no reconocen a las personas por la noche: Esto puede suceder con cualquier raza de perro, y se puede deber a una confusión, el humano entrando a su casa en silencio, muchas veces haber ingerido alcohol hará que su olor característico esté más difuso o que el viento atraiga el olor de otra persona, provocando que el can se confunda y no reconozca a su amo.

Comenta ahora o calla para siempre: