11 Datos curiosos sobre la mente de tu perro

La mente canina es diferente según la raza, tamaño, entrenamiento y el dueño que lo cuida.

Estos son algunos datos curiosos que debes saber sobre tus amados perritos:

1. Los perros pueden sufrir depresión y ansiedad al igual que tú: Esta depresión se puede desencadenar por el ingreso de alguien nuevo a la familia (celos), por falta de atención, una experiencia traumática (ataque de otro perro, enfermedad prolongada), etc.

La depresión en los perros tiene síntomas muy similares a la de los humanos, las señales más comunes son un notable cambio en los hábitos alimenticios y de sueño, comportamiento asocial, falta de interés en realizar actividades que antes solía gustarle.

2. Son buenos para imitarnos, algo que muy pocos animales consiguen: Para el aprendizaje social, es importante imitar el comportamiento humano.

Mediante un estudio los perros observaron a los humanos abrir una puerta, estos solo necesitaron el estímulo del premio para imitarlos solo observándolos.

3. El sentido más importante de un perro es el olfato, por ello olisquear todo a su paso es importante: De los cinco sentidos de tu perro, el olfato es el más desarrollado, ellos tienen entre 200 y 300 millones de receptores olfativos, contra 5 millones que tenemos las personas.

Esto sucede gracias a la estructura ósea en forma de espiral recubiertas por una mucosa con muchos pliegues que aumentan la potencia de este sentido.

4. Pueden reconocer las expresiones faciales de los humanos cómo lo haría un bebé de 2 años: Tu perro podrá notar si estás triste, feliz o enojado con solo mirarte a la cara, para ellos es fácil leer las expresiones faciales de un humano, y reaccionar a ellas.

Una investigación aseguró que estas habilidades son similares a un bebé entre los 6 meses y 2 años.

5. Los perros se ponen celosos: No solo con otros animales, también con un nuevo miembro de la familia, pues toda la atención que recaía sobre ellos ahora recae sobre el bebé, por ello es importante hacer sentir a tu mascota amada cuando le presentes al nuevo integrante.

6. Entienden perfectamente lo que les dices: Un perro promedio puede aprender cerca de 160 palabras, uno entrenado puede expandir su entendimiento del vocablo hasta a 200 palabras.

También relacionan sonidos, por ejemplo el de tu auto en particular o tronar los dedos para que vaya hacía ti, etc.

7. El cerebro de los perros varían según la raza y es nuestra culpa: La cría selectiva de perros de caza, ovejeros, de guía, etc, se ha visto impactado por los humanos, es decir, un perro no nació siendo el ideal para llevar a cabo ese trabajo, son años y años de evolución y guía que los humanos fuimos adaptando y transformando a nuestra conveniencia.

8. Los perros no son tan buenos comprendiendo lo que los rodea: Un estudio indica que la inteligente canina en cuando a cognición espacial no es tan “excepcional” en comparación con otros animales como lobos, gatos, chimpancés, delfines, cerdos y palomas.

9. Tu perro puede “hablar”, pero debes saber “escucharlo”: Los perros se comunican con nosotros a través del lenguaje corporal, existen 5 situaciones destacables; miedo, relajación, emoción, ansiedad, y agresividad, todas estas tienen una o diversas señales que tu perro demuestra a través del movimiento de su cola, orejas, ojos, etc.

10. Los perros grandes son más inteligentes que los pequeños: Un estudio de la Universidad e Arizona demostró que los perros grandes superan algunas actividades cognitivas de los más pequeños.

Los grandes por ejemplo tienen mejor memoria a corto plazo y una mayor capacidad de autocontrol.

Los dueños colocaron un premio debajo de un vaso y esperaron unos minutos para luego permitirles encontrarlo, los grandes recordaron con mayor facilidad dónde estaba, en comparación con los pequeños.

11. Tienen un nivel de sensibilidad emocional comparable a la de un niño: Ellos sí sienten amor por nosotros, un neurólogo comparó la actividad cerebral cuando olfatean comida, y cuando olfatean a sus dueños, mostrando sentimientos positivos por ambos estimulantes.

 “Los perros tienen representaciones de nuestras identidades que persisten incluso cuando no estamos con ellos. Por eso, cuando me preguntan si nos echan de menos cuando no estamos en casa, respondo con un claro 'sí'"

Comenta ahora o calla para siempre: